Inteligencia artificial para mantener una flota segura

Inteligencia artificial para mantener una flota segura

Preservar la seguridad es una de las principales preocupaciones de un gerente de flotillas por eso en esta nota explicaremos razones para usar inteligencia artificial para mantener una flota segura.

El costo económico de los accidentes de tránsito alcanza 3% del PBI de los países a nivel mundial, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estos, además, son la causa de muerte de alrededor de 1,35 millones de personas cada año.

En México, por ejemplo, de acuerdo con la estadística de Accidentes de Tránsito Terrestre en Zonas Urbanas, en 2019 se reportaron 362.586 accidentes.

Las entidades con más fallecimientos por esta causa fueron Jalisco, Chihuahua, Sinaloa, Michoacán, Ciudad de México, Nuevo León, Guanajuato y Sonora, las cuales concentran el 48,5% del total de las muertes ocurridas en el lugar del accidente.

Muchos de estos accidentes son provocados por errores humanos. De hecho, más del 90% de todos los accidentes son causados ​​por fallas del conductor, como una mala anticipación, una reacción inapropiada a un peligro o una violación de las leyes de tránsito.

Y los gerentes de flotillas saben que lo más importante es preservar la seguridad de los conductores y evitar al máximo posible que se produzcan accidentes de tránsito que tengan a sus vehículos como protagonistas. 

El componente IA 

En ese sentido, muchas herramientas tecnológicas han sido incorporadas en los últimos años para convertirse en aliados de los gerentes y tener una flota segura. La inteligencia artificial (IA) es una de ellas.

Actualmente, muchos de los vehículos tienen un componente de IA que monitorea, analiza y reconoce conductas de conducción potencialmente inseguras. Por ejemplo, si identifica situaciones inseguras como somnolencia, distracciones o salida de carril, el sistema emite alertas en tiempo real para advertir al conductor del posible peligro.

Gracias a múltiples sensores de alta tecnología, el sistema es más rápido que el cerebro humano para determinar qué intervención de seguridad es necesaria.

Además de contribuir al fin de una flota segura, las funciones basadas en IA pueden proporcionar una mejor experiencia de conducción en general. Así, los sistemas de navegación incorporan datos como el clima en tiempo real y las condiciones del tráfico para guiar de manera óptima al conductor al destino deseado con la menor molestia posible. 

 

“Muchas herramientas tecnológicas han sido incorporadas en los últimos años para convertirse en aliados de los gerentes de flotillas y la Inteligencia artificial (IA) es una de ellas”

La IA como asistente de velocidad

Se pueden también usar datos similares como parte de la asistencia de velocidad inteligente, que también puede respaldar la eficiencia del combustible al sugerir los momentos ideales para acelerar o frenar.

Algunas características de alta tecnología en el vehículo son pequeñas mejoras que pueden marcar una gran diferencia en términos de comodidad del conductor. La tecnología IA no solo guarda configuraciones personalizadas con respecto a asientos y espejos, por ejemplo, sino que también los ajusta automáticamente en la posición correcta cuando el conductor relevante se pone al volante. 

Confort y seguridad

Y en la era actual de la conectividad, las aplicaciones para teléfonos inteligentes basadas en IA pueden permitir al conductor ajustar la temperatura dentro del vehículo de forma remota antes de partir, algo que puede ser muy útil en una mañana fría de invierno o en una tarde de verano calurosa.

Otra área en la que la IA puede marcar la diferencia se relaciona con el mantenimiento predictivo y prescriptivo. Un sistema de diagnóstico estándar no indica un problema hasta que ya ha ocurrido. 

Por el contrario, la inteligencia artificial permite recopilar, analizar y comparar información precisa sobre la condición física del vehículo con datos históricos como base para detectar fallas antes de que ocurran. 

El mantenimiento predictivo no sólo ahorra tiempo y, por lo tanto, dinero gastado en diagnósticos y tiempo de inactividad del vehículo, sino que también ayuda a mejorar la seguridad al garantizar que las deficiencias potencialmente peligrosas se reparen a tiempo.

Hoy en día, la función de la IA es principalmente la de “copiloto” que apoya a los conductores mejorando la seguridad y comodidad. Por eso, es importante que los gerentes de flotillas profundicen en el uso de Inteligencia artificial para mantener una flota segura.

Solicita tu demo Gratis

inspecciones de vehículos
Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp